JoomlaLock.com All4Share.net
La Iglesia recibirá al Gobierno en medio de la tensión por la ley del aborto

El Gobierno y la Iglesia tendrán su primera reunión en medio de la tensión por el envío del proyecto de legalización del aborto al Congreso por parte del presidente Alberto Fernández.

La intención del oficialismo es mostrar que el diálogo no está roto pese a las diferencias. La Iglesia Católica convocó para mañana a las 10 a un encuentro ecuménico e interreligioso en la Catedral metropolitana para conmemorar el Dia de las Religiones que impone Naciones Unidas y elsecretario de Culto, Guillermo Oliveri, ya confirmó su asistencia.

Desde el Gobierno aclararon que Alberto Fernández no preparó ningún mensaje en especial para que transmita Oliveri en ese encuentro, aunque con su presencia la idea es dar una señal de que el diálogo no está roto en medio de la tensión.

En el encuentro de mañana en la Catedral, está contemplada la presencia de autoridades de diferentes cultos como los católicos, protestantes, evangélicos, judíos y otros. El eje central del mensaje será la encíclica del Papa Francisco Fratteli Tutti y habrá una ceremonia breve, cerrada al público y con estrictos protocolos de sanidad.

Según consigna Infobae, desde la cúpula de la Iglesia, cristalizada en el titular de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea, que es el convocante a la reunión, indicaron que el encuentro ya estaba pautado desde hace dos meses y que se hará una reflexión por parte de los distintos credos.

Desde el Gobierno destacaron que la presencia de Oliveri en ese encuentro en la Catedral implicará una señal inequívoca del Presidente de preservar el "diálogo institucional" con la cúpula religiosa para evitar un enfrentamiento de "celestes" y "verdes" que divida aún más a la sociedad.

El encuentro en la Catedral se da justo cuando el Papa acaba de lanzar su último libro, "Soñemos juntos", redactado en la cuarentena para reflexionar sobre cómo salir mejores de la pandemia y donde cuestiona duramente al aborto.

El tema se habló entre Alberto Fernández y el Papa en enero pasado cuando el presidente argentino visitó el Vaticano. Luego se mencionó abiertamente en una reunión que allí mantuvo el jefe de Estado con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín. En ambas reuniones Fernández dejó planteado que no iba a cortar las relaciones con la Iglesia por presentar un proyecto de ley de legalización del aborto que, entendía, se trata de un tema de salud pública.

De hecho, en la Casa Rosada destacaron que hubo varias señales de distensión hacia la cúpula eclesiástica resumidas en tres ejes: incorporar en el proyecto la objeción de conciencia, apuntalar los comedores escolares de las iglesias y habilitar a los funcionarios para participar de festividades eclesiásticas preparadas por las autoridades religiosas.

Comparte este artículo
Top